noviembre 04, 2011

De apertura celular y otros demonios

A mí me dijeron que cuando se abriera el mercado de las telecomunicaciones el ICE iba a desaparecer.  Sí, fue casi como una amenaza.  "No voten por el TLC porque el ICE desaparecerá".

Del 2 al 4 de noviembre se llevó a cabo la 3era ExpoTelecom Costa Rica, la feria de tecnología de la región, donde se reunieron las tres operadoras de telefonía del país: Kolbi (la marca del ICE), Claro y Movistar y tengo que decir que esos mitos no los pude comprobar. 

No les voy a decir quién fue la más fuerte porque de eso no se trata, mucho menos sin haber salido aún formalmente, pero sí puedo decir que Kolbi se preparó con todo lo que tenía. Por supuesto, tenía que. Servicios de tv digital, datos en la nuba, internet de banda ancha para el uso doméstico y muchas cosas más. 

Para mí aquellos que predicaban por doquier la muerte del ICE estaban faltos de fe, porque si bien quizá las condiciones no son iguales para todos, lo cierto es que la experiencia en el mercado de la empresa nacional brinda una importante ventaja.  Pero sobre todo, y lo más importante, es que el ICE y los costarricenses entendimos que la apertura del mercado celular implicaba ponerse vivo, al hilo con las nuevas tecnologías y en línea con los nuevos tiempos.

Por ahí andan muchos dolidos por el tema, diciendo que las compañías extranjeras vienen a llevarse nuestro dinero, sin embargo lo que ví es diferente:  mucho trabajo para los ticos, oportunidades de nuevos servicios y acceso a nuevas tecnologías.  Lastimosamente el Estado no puede darnos de comer a todos y la economía nacional se nutre de la inversión privada.  Es preciso recordar que no sólo Claro y Movistar (de capital extranjero) se están alimentando de los ticos;  empresas como Full Móvil (de Grupo Monge) y Tuyo Móvil (de Teletica), ambas de capital nacional, están sirviéndose una buena tajada del pastel.

¿Demonios? Tal vez para ciertos grupos de costarricenses que pretenden que nos quedemos en el oscurantismo de otras épocas, o en las añoranzas de épocas que ya no son, pero no para aquellos que entendemos que la apertura de las telecomunicaciones ha representado para el país el crecimiento del sector tecnología, entiéndase, crecimiento económico para muchas familias costarricenses, al tiempo que nos ha puesto en el mapa de los mercados emergentes.
Publicar un comentario