mayo 19, 2006

Del "Código" y otras reflexiones

Hace unos meses leí el "Código Da Vinci" una novela mediocre literariamente hablando, pero que despierta una serie de interrogantes sobre las supuestas verdades en las que se sustentas muchas de las creencias católicas.
Como católica que fui (y practicante), ya había escuchado a muchos teólogos desmentir y agregar información adicional de las escrituras, utilizando los evangelios que se han llamado "apócrifos" y "gnósticos". En mi investigación personal, también descubrí cómo a lo largo de la historia la Iglesia Católica ha manipulado la biblia a su antojo. La mayoría de los rituales y costumbres católicas están basadas en las reglas de la iglesia, no en las escrituras en sí.
Ahora que no soy católica (y tampoco cristiana) me indigna ver cómo la idea de que Jesús, que vino a la tierra a vivir la Humanidad, no pueda haber tenido sentimientos para con una mujer. Muchos católicos y cristianos han expresado que esta idea es poco más que "herética" como si la asociación de Jesús con una de sus discípulas fuera el equivalente a la asociación ilícita. Es como decir que las mujeres no somos dignas de que un líder político y religioso como lo fue Jesús, ponga sus ojos en nosotras, retomando la vieja pero aún no desterrada idea, de que nosotras somos y traemos "el pecado". Una de las razones por las que dejé de ser católica, fue esa necedad de la iglesia y sus autoridades de quitarnos un papel importante en la evangelización. Primero su insistencia en afirmar que no podemos ejercer el sacerdocio, y segundo, la declaratoria del Papa Juan Pablo II que nos quita el derecho de poder ser monaguillas, afirmando que Jesús sólo tuvo hombres como apóstoles, idea que sí es una mentira absoluta. Muchas mujeres estuvieron a su lado durante su misión.
Lanzo la pregunta: ¿cambia el mensaje de Jesús si se hubiera casado? ¿Dejaría de ser el Hijo de Dios por haberlo tan siquiera pensado? Los evangelios son referencias históricas sobre el paso de Jesús por el mundo, por lo que los detalles de uno a otro cambian significativamente. La iglesia sólo eligió los evangelios que le convenían, por ello la biblia moderna tiene sólo cuatro. ¿Qué pasó con los demás?
En 1980 se estrenó la película "El nombre de la Rosa", basada en la novela homónima del escritor Umberto Ecco. Parece que ningún católico o crítico recuerda que ese libro, y esa película, son muy críticas con la iglesia, y sobre cómo ella durante la edad media destruyó libros que contenían conocimiento científico y filosófico sólo porque no les convenía en su insistencia por tener el poder. Lo que sucede hoy con el Código Da Vinci es lo mismo. Cierto, algunos datos son inexactos, pero la esencia es la misma. La iglesia nos miente: insiste en que usar el condón es malo, y el Vaticano tiene acciones en la empresa Durex; afirman que el Opus Dei sólo es una organización inofensiva, cuando se tienen testimonios de ex integrantes, sobre las exigencias exageradas de este grupo... la lista es muy grande.
El mensaje que la iglesia está enviando a sus feligreses es muy peligroso. En los primeros concilios se cambiaron las escrituras para que María Magdalena dejara de ser una mujer tan influyente y se convirtiera en una prostituta (qué conveniente, ahora las mujeres que tenemos cierto grado de poder e independencia somos prostitutas). Le están diciendo a los creyentes que Jesús no fue humano, y eso me parece un esfuerzo más por decirle a la gente que la Iglesia no es humana, que viene de Dios. Mentira. La Iglesia es una institución humana, la doctrina es una creación humana, el Mensaje es lo divino. ¿Acaso no fue Jesús quien dijo "ama a tu prójimo como a tí mismo?.
Ahora un abogado impuso un recurso de amparo para que no se exhiba la película (debió comenzar con un recurso para que no se vendiera el libro). Mi pregunta es ¿y la libertad de expresión? El abogado aduce que el Estado, como es Católico según la Constitución, debe proteger el interés de la Iglesia. ¿Qué pasa con los que no somos católicos? ¿Puede más el miedo a descrubir la verdad que las libertades individuales de un país que se precia de respetar los derechos humanos?
El "Código Da Vinci" no es el único libro que toca todos esos temas... así de grande es la ignorancia de este pueblo.
Publicar un comentario